Tlacuache: un animalito amenazado que puede ser el mejor aliado del hombre

Se trata del único marsupial del Norteamérica y constantemente es confundido con un roedor.

Al tlacuache también se le conoce como “zorro de noche” o “zarigüeya”, nombre de origen portugués brasileño. Su nombre científico es Didelphis virginiana y es un mamífero marsupial único que habitan en México.

El Tlacache o Zarigüeya es un ‘fósil’ ancestral que intenta adaptarse a los disturbios urbanos

Los tlacuaches a veces son confundidos con ratas debido a su aspecto, pero en realidad son muy diferentes a éstas, puesto que presentan características muy particulares; el conocerlas permitirá un manejo adecuado de estos animales y ayudará a su conservación.

Es un animal de cuerpo robusto y fuerte, con un rostro largo y puntiagudo. Su pelo tiene puntas blancas, es largo y áspero lo cual impide que escape el calor. La coloración de su espalda es gris o blancuzca.

Aunque es un animalito muy dócil por internet circulan varios videos de personas que los agreden, lastiman o matan. Sin embargo no existe motivo alguno para causarles daños, son seres vivos que merecen respeto y cuidados como cualquier otra especie.

Son seres fascinantes: cuando se sienten amenazados adoptan una posición muy peculiar y fingen que están muertos. Son omnívoros y si algún día te encuentras con alguno esto es lo que debes saber al respecto:

Si lo encontramos durante la noche merodeando por alguna dependencia, no se le debe molestar, ni acercársele, ya que esto lo estresa en gran medida. Cuando se les asusta tienden a babear en abundancia, lo que nos indica que nuestra presencia los está incomodando y debemos alejarnos de ellos.

Resultado de imagen de cuidar tlacuache
El nombre mexicano “tlacuache” se deriva del náhuatl tlacuatzin, que significa “el pequeño que come fuego”

El encontrarlo durante el día puede implicar que hay un problema, ya que puede estar hambriento, atrapado, enfermo o herido; en cualquiera de estos casos no se le debe manipular sin saber cómo hacerlo.

Que NO hacer

  • No se les debe confundir con ratas, ya que esto puede propiciar que se le dé un mal trato y, como ya sabemos, son animales muy diferentes.
  • No se le debe manipular sin saber cómo hacerlo.
  • Por ningún motivo se les debe matar, ni tampoco mantener como mascotas ya que no son animales domésticos.

Fuente: Hurtado, D. (2017).

Utilizamos cookies para personalizar la experiencia de nuestros lectores. Aviso de Privacidad Aceptar Leer más...